Refuerzos para Cruz Azul

Refuerzos que encajarían en el esquema de Cruz Azul – La columna de Luis Peña en vlogazul.com

La siguiente semana se celebrara en Cancún el conocido DRAFT de la Liga MX que es el único día en que los equipos tienen permitido registrar transferencias de futbolistas registrados en nuestra Liga, es decir que pasando este ya cualquier llegada o salida de futbolistas será en negociaciones con clubes del extranjero.

Con base a esto y a la reciente modificación de la regla 10/8 que pasó a ser 9/9, Eduardo de la Torre y demás encargados de los fichajes del equipo cementero deberán estar conscientes de que será en este día cuando deban de cerrar el mayor número de fichajes de cara al próximo torneo, ya que es de vital importancia fortalecer la base de mexicanos del equipo y es muy complicado fichar futbolistas mexicanos que radiquen en el extranjero.

De lo visto el torneo anterior y una vez conociendo la lista de transferibles de Cruz Azul las posiciones/roles a reforzar parecen ser las de: volante central mixto, extremos por ambas bandas, centro delantero y lateral derecho. La posición de defensa central podría ser también reforzada a falta de confirmación de las situaciones de Roco y Julián.

Revisemos lo que tenemos en estas posiciones y daré 2 opciones de mi agrado para la posición, una opción nacional y otra del extranjero.

Defensa central: Esta posición fue complementada muy bien durante este torneo con un stopper fiable como lo es Julián Velázquez y Julio Domínguez, un central con capacidad para conducir y romper líneas en la salida a balón controlado. Hay pocas opciones de centrales mexicanos en el mercado siendo la mejor la de Néstor Araujo por su buen juego aéreo y su capacidad para el pase frontal entre líneas, en el ámbito internacional Jorge Figal de Independiente de Avellaneda sería una gran apuesta por su alta capacidad en anticipación y técnica aceptable además de que con Ariel Holán lleva ya algunos meses trabajando en un futbol posicional que también trabaja Jémez.

Lateral derecho: Una de las más urgentes por el bajo nivel que mostró Mendoza en la marca. Y si, el nuevo lateral de Cruz Azul deberá ser más seguro en defensa pero también tiene que predominar una vocación ofensiva para que sea él quien otorgue amplitud ofensiva al equipo en la fase ofensiva y así liberar al extremo por esa banda. La mejor opción para esta posición es José Madueña del Atlas que tiene buen recorrido, buena marca y además es bastante capaz para los centros en movimiento. Luciano Abecasis con pasado en River y ahora en Godoy Cruz es otra buena opción para Cruz Azul, muy veloz y de buen centro siendo la poca fortaleza física su mayor handicap.

Volante central mixto: Este rol le fue entregado a Rafael Baca quien había sido el mediocentro en la etapa de Tomás Boy, a pesar de que era el más futbolista con más KM recorridos de la Liga su trabajo con balón dejaba mucho que desear cuando Cruz Azul llegaba a la fase de ataque organizado (o ataque posicional), cuando el rival compactaba líneas y reducía los espacios para atacar se veía poca creatividad y técnica en Rafael Baca para abrir la defensa rival. Sin duda Rafael sería una estupenda opción en el banquillo para la presión y el robo de pelota cuando los juegos se quiebren y se vuelvan de ida y vuelta pero para titular se requiere de gente más hábil con la pelota. Jesús Dueñas es la referencia mexicana para esta posición en Liga Mx, sin embargo, su fichaje sería muy complicado por lo que la opción del infravalorado Javier Cortés sería muy buena. Debutado como extremo derecho y luego reconvertido a volante central en un futbol de transiciones rápidas con Memo Vázquez, ahora con Palencia ha confirmado su capacidad para actuar en esta posición en ataques organizados, además de que su disparo de larga distancia siempre es un plus. Para la propuesta extranjera Ignacio Fernández de River Plate sería mi opción foránea.

Extremos: Esta posición parecía estar cubierta el torneo pasado con Richard Ruíz, Joao Rojas, Martin Rodríguez y los canteranos Victor Zúñiga y Rosario Cota, sin embargo, con Ruiz y Rojas transferibles se abre una brecha para 1 o 2 refuerzos dependiendo de si se usará el esquema 4-2-3-1 o 4-3-3 donde Ángel Mena sería el extremo derecho. De cualquier forma lo sensato sería que uno de estos fuera un extremo de primer nivel para la Liga MX y un hipotético segundo fuera un futbolista capaz de otorgar algo entrando desde el banquillo. Lucas Melano propiedad de Portland Timbers sería ideal, sin embargo, habría que pagar aparte del traspaso una cuota por el resición de su actual préstamo a Belgrano lo que hace complicado el fichaje. Ezequiel Cerutti de San Lorenzo es una buena opción extranjera más accesible mientras que Uvaldo Luna quien juega en Colombia sería una buena opción mexicana para la posición. Daniel Alvárez y Jesús Isijara serían buenas opciones para apuntalar el banquillo azul.

Centro delantero: Esta es la única demarcación que obligatoriamente tendrá que ser extranjera por la falta de goleadores mexicanos accesibles en el mercado. Con la salida de Jorge Benítez se abrió un hueco en esta posición y al tener en Cauteruccio a un delantero más de apoyo el perfil del delantero que abría que traer debe ser de un 9 más de referencia. En Liga MX el mejor nombre posible es el del peruano Ruidíaz mientras que en el mercado extranjero desde hace varios años es muy de mi agrado Nicolás Blandi de San Lorenzo. Con el trascendido de que Gustavo Bou (Racing) y su representante tienen agrado en la Liga MX se abre como otra posibilidad para ser el 9 cementero.

Si lo tomamos con sensatez, únicamente 2 futbolistas como máximo deberían ser foráneos para no dejar fuera más que a 2 durante las convocatorias de los partidos.

Ángel Mena sin Reja

Ángel Mena sin Reja – La columna de Luis Peña en vlogazul.com

Todos los grandes proyectos dentro del futbol tuvieron en sus inicios a grandes futbolistas en sus cimientos. Ya sean futbolistas ofensivos, mediocampistas o defensas, es vital el tener futbolistas que comprendan a la perfección el juego que se pretende plasmar para que así además de cumplir sus funciones sepan cómo apoyar a sus compañeros para que estos lo hagan correctamente también.

Cruz Azul tiene en Ángel Mena a este futbolista, al que interpreta mejor y más rápido que todos y beneficia a su equipo con la velocidad mental superior que posee.

Mena vino a Cruz Azul pensado para ser el mediapunta del 4-2-3-1 de Jémez, sin embargo, al inicio y al final del torneo, las circunstancias exigieron que Ángel tomara el papel del extremo derecho del equipo, al jugar a perfil cambiado daba pie que al hacer diagonales, el balón le quedara cómodo en su pierna zurda.

Los primeros juegos de Cruz Azul estuvieron pensados para que el equipo cementero recargara su juego a la izquierda y así, el ecuatoriano tuviera la oportunidad de despegarse lo más posible de la banda, aunque esto reducía su participación en el juego a acciones puntuales donde el equipo lograba salir de la banda donde se encontraba la presión rival y llevaban el balón al lado liberado que era donde se encontraba Mena.

Poco a poco Jémez fue desechando de sus planteamientos iniciales a Joao Rojas y esto ocasionaba que los juegos en donde Ángel pudo actuar de mediapunta fueron minoría frente a los que actuó como un extremo derecho. Omar Mendoza a pesar de las múltiples críticas que recibió todo el torneo, fue importantísimo para que Ángel Mena pudiera aparecer por todos los sectores de la cancha y no se reduciera únicamente a abrir la cancha o a diagonales.

En el futbol es vital hacer la cancha los más ancha posible, por lo que es innegociable que en la fase ofensiva haya en cada banda 1 hombre dando la amplitud, Jémez decidía que estos fueran sus laterales por lo que Mena tenía en las posesiones de balón la libertad de ocupar varios sectores de la cancha. Participaba desde la salida, en la construcción en mediocampo, hacia cambios de orientación y otorgaba la creatividad de 3/4 en adelante ya fuera para el buscar la individual o para activar a sus compañeros.

Guardando proporciones tenía funciones muy similares a las que hacia Lionel Messi cuando Luis Enrique decidía acomodarlo por derecha en 4-3-3. Arranca posicionalmente en la banda pero jamás se ata a ella y se convierte en un mediocampista más durante la fase ofensiva, sobretodo a la hora de un ataque organizado.

A final de torneo, Jémez dio con un clavo. Encontró también en un 4-3-3 con Peñalba-Silva-Baca mayor estabilidad en el mediocampo para la posesión de la pelota y de esta forma Ángel Mena iniciaba posicionalmente en banda derecha pero estaba presente en el sector que fuera, esto benefició a Cruz Azul para que tuviera siempre a su futbolista más talentoso cerca de la pelota y que pudiera marcar diferencias constantemente.

La salida del Cata Domínguez

La salida del Cata Domínguez – La columna de Luis Peña en vlogazul.com

Debutó en el año 2006 con Cruz Azul y pertenecía a una de las últimas camadas ilusionantes de las fuerzas básicas de Cruz Azul, la misma camada que vio nacer a los muy talentosos Cesar Villaluz y Edgar Andrade. A partir de su debut, Julio Cesar Domínguez se convirtió en una ilusionante promesa para la zaga central cementera.

Ahora a 11 años de su debut y casi 400 encuentros después (que lo convierten en el 4to futbolista con más apariciones con Cruz Azul) el “Cata” se ha convertido en el blanco perfecto de las críticas de los aficionados celestes por no ser el central más seguro en la marca que le han llevado a cometer errores puntuales que los aficionados celestes han calificado como imperdonables.

¿Pero no les da curiosidad saber por qué pasan los años y con ellos los entrenadores y Domínguez jamás ha perdido la titularidad en Cruz Azul? Porque podemos creer que uno o dos de esos entrenadores cometieron equivocaciones al alinear al central mexicano, pero cuando es una constante que se ha repetido durante temporadas sea cual sea el estilo del entrenador hay que valorar que hace el jugador que sea tan elegido por los distintos entrenadores.

En México hace años que los centrales de buen pie y buena salida son muy necesitados por la tendencia que existe de meter al mediocentro entre los centrales para lograr avanzar con el balón al ras sin necesidad de tirar un balonazo que destruya la construcción del juego. Esto hace necesaria la presencia de al menos un central con la capacidad de entregar buenos pases cortos para ir progresando líneas del campo.

Julio Cesar Domínguez es un central muy seguro en este rubro, sus estadísticas de los últimos años lo demuestran siendo que jamás ha bajado más allá de 80% de efectividad en pases. Y este torneo, con un entrenador que prioriza la salida limpia del balón desde el fondo la figura del “Cata” se ha visto beneficiada en las estadísticas de este rubro convirtiéndolo en el sublíder de pases acertados de toda la Liga solo detrás de Guido Pizarro quien es el líder de esta tabla desde hace ya algunos torneos. Es decir, Domínguez es el central de la Liga con más pases completados, superior incluso a ambos centrales de Tigres quienes son usualmente los centrales con los mejores números.

Con Velázquez como su acompañante cumpliendo el papel de stopper en la fase defensiva, la zaga de Cruz Azul podría ser una de las más complementarias de la Liga llevándola a ser bastante segura con el paso del trabajo.

Vivir con 2 pies izquierdos

Vivir con 2 pies izquierdos – La columna de Luis Peña en la plataforma de vlogazul.com

En los últimos días ha sonado el rumor de que Miguel Borja llegara a jugar a la máquina de Cruz Azul, un equipo que cuenta ya con un delantero de esas características al tener en su plantilla a Jorge Benítez.

Ambos son delanteros de características similares, futbolistas que les gustan los espacios largos para hacer daño, veloces, con un físico importante y además de buen disparo. Aunque quizá si, Borja tiene más desarrollada la definición que el Conejo.

Sin embargo, que tanto le conviene a Cruz Azul tener en la banca a un futbolista que no te ofrece algo distinto, o tener en la cancha dos delanteros de las mismas características que difícilmente te darán la opción de complementarse?. No niego que Miguel Borja sería un fichaje tremendo para cualquier equipo del continente, pero si hay que pensar en que se debe fichar desde una mirada donde se busque saciar necesidades y no solo caprichos.

Actualmente Cruz Azul tiene la necesidad de un referente de área, y seguramente Jémez está consciente de esto. Nadie podría vivir con 2 pies izquierdos, se requiere al derecho para tener equilibrio en el cuerpo humano. Es igual en un equipo de futbol, para tener equilibrio siempre tendrás que encontrar alternativas de otro tipo de futbolista en tu banquillo.

Lo injusto reflejado en Vázquez

Lo injusto reflejado en Vázquez – La columna de Luis Peña en Peña al Vapor.

Cruz Azul presentó su lista de transferibles para el periodo de fichajes de invierno y en la lista vimos en su mayoría una nombres de futbolistas no formados en México, es decir, los futbolistas que entran en el grupo de los diez en la regla de 10/8. Hay un nombre el cuál me dolió ver ahí, y es el de Víctor Vázquez. Me dolió porque creo que se fue injusto con “El Mago”.

Tomas Boy mostró siempre un gran favoritismo a un futbolista que aportó muy poco al equipo. Aldo Leao fue siempre titular por el simple hecho de ser un hombre de la confianza del “Jefe” y así es como Vázquez pasaba a jugar a la parcela derecha. En esta posición la gente esperaba ver a un futbolista que driblara, regateará, corriera y esquivara rivales como si no hubiera un mañana, pero en cambio a Víctor se le notó bastante desubicado desde esta posición y no era para menos.

El mejor futbolista de la Liga Belga en 2015 es un creador de juego. Desequilibra a partir del “deshacerse” del balón y no del recorrido por un extremo. Sus combinaciones vienen a partir del centro del campo, solo hay que recordar su juego contra Pumas que fue uno de los pocos partidos en que se le respeto medianamente su posición (jugó como un creador siendo que se siente más cómodo atrás del delantero).

Jamás íbamos a ver Vázquez corriendo todo el partido, no necesita hacerlo porque estando en el centro su ubicación le da para estar siempre en posición de recibir y en un par de segundos saltar líneas con un pase y dejar cómodo para definir ya sea al delantero o al extremo. Un futbolista tan inteligente es justo lo que necesitaba la máquina, pero queda claro que no es lo que se necesita para alegrar a una afición que prioriza los “blanquillos” sobre del talento. Y talento le sobra al “Mago”.