Ángel Mena sin Reja

Ángel Mena sin Reja – La columna de Luis Peña en vlogazul.com

Todos los grandes proyectos dentro del futbol tuvieron en sus inicios a grandes futbolistas en sus cimientos. Ya sean futbolistas ofensivos, mediocampistas o defensas, es vital el tener futbolistas que comprendan a la perfección el juego que se pretende plasmar para que así además de cumplir sus funciones sepan cómo apoyar a sus compañeros para que estos lo hagan correctamente también.

Cruz Azul tiene en Ángel Mena a este futbolista, al que interpreta mejor y más rápido que todos y beneficia a su equipo con la velocidad mental superior que posee.

Mena vino a Cruz Azul pensado para ser el mediapunta del 4-2-3-1 de Jémez, sin embargo, al inicio y al final del torneo, las circunstancias exigieron que Ángel tomara el papel del extremo derecho del equipo, al jugar a perfil cambiado daba pie que al hacer diagonales, el balón le quedara cómodo en su pierna zurda.

Los primeros juegos de Cruz Azul estuvieron pensados para que el equipo cementero recargara su juego a la izquierda y así, el ecuatoriano tuviera la oportunidad de despegarse lo más posible de la banda, aunque esto reducía su participación en el juego a acciones puntuales donde el equipo lograba salir de la banda donde se encontraba la presión rival y llevaban el balón al lado liberado que era donde se encontraba Mena.

Poco a poco Jémez fue desechando de sus planteamientos iniciales a Joao Rojas y esto ocasionaba que los juegos en donde Ángel pudo actuar de mediapunta fueron minoría frente a los que actuó como un extremo derecho. Omar Mendoza a pesar de las múltiples críticas que recibió todo el torneo, fue importantísimo para que Ángel Mena pudiera aparecer por todos los sectores de la cancha y no se reduciera únicamente a abrir la cancha o a diagonales.

En el futbol es vital hacer la cancha los más ancha posible, por lo que es innegociable que en la fase ofensiva haya en cada banda 1 hombre dando la amplitud, Jémez decidía que estos fueran sus laterales por lo que Mena tenía en las posesiones de balón la libertad de ocupar varios sectores de la cancha. Participaba desde la salida, en la construcción en mediocampo, hacia cambios de orientación y otorgaba la creatividad de 3/4 en adelante ya fuera para el buscar la individual o para activar a sus compañeros.

Guardando proporciones tenía funciones muy similares a las que hacia Lionel Messi cuando Luis Enrique decidía acomodarlo por derecha en 4-3-3. Arranca posicionalmente en la banda pero jamás se ata a ella y se convierte en un mediocampista más durante la fase ofensiva, sobretodo a la hora de un ataque organizado.

A final de torneo, Jémez dio con un clavo. Encontró también en un 4-3-3 con Peñalba-Silva-Baca mayor estabilidad en el mediocampo para la posesión de la pelota y de esta forma Ángel Mena iniciaba posicionalmente en banda derecha pero estaba presente en el sector que fuera, esto benefició a Cruz Azul para que tuviera siempre a su futbolista más talentoso cerca de la pelota y que pudiera marcar diferencias constantemente.

Qué Opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s