Un histórico proceso del Chaquito

Un histórico proceso del Chaquito – La columna de El Capi Hernandez en La Legión de El Capi.

El fútbol alrededor del mundo cuenta con infinidad de hechos históricos a lo largo de su existencia, pero de lo que fuimos testigos en el partido amistoso frente a Pumas en el Estadio BBVA de Houston es único en su rubro y probablemente difícil de igualar. Santiago Giménez debutó con el primer equipo de Cruz Azul, por lo que el Chaco tuvo la dicha y la bendición de disputar un partido en el ámbito profesional con su primogénito de 15 años, un hecho que quedará marcado en la historia del fútbol mexicano, en la memoria de los aficionados de La Máquina, pero en especial en el corazón de la familia Giménez Solotarchuck.

Santiago ha demostrado con hechos en las categorías Sub-15 y Sub-17 de La Máquina, el porque fue tomado en cuenta por Joaquín Moreno para los entrenamientos con el primer equipo y eventualmente para el viaje a Estados Unidos. Un joven con ganas de trascender y que no fue considerado solo por portar el apellido “Giménez” en su dorsal. El esfuerzo, la dedicación y el talento que posee han sido la clave para que el canterano de Cruz Azul tuviese la convocatoria porque la está rompiendo en las fuerzas básicas, los números lo avalan, además a su corta edad ya fue convocado por la selección mexicana de fútbol Sub-16 para disputar el torneo internacional Dream Cup 2016 en Tottori, Japón.

El proceso del Chaquito se tiene que respetar, la cúpula cruzazulina debe de tener en claro al talento que tiene en sus filas por lo que se tiene que llevar paso a paso, todo a su tiempo. Si bien es un hecho que ha probado las mieles de lo que es disputar un partido junto a su padre con jugadores de primera división, no olvidemos que tiene 15 años y que su proceso de maduración apenas empieza. Un joven que en casa cuenta con el apoyo, el amor y la sabiduría de uno de los jugadores más emblemáticos de Cruz Azul en los últimos años y estoy seguro de que lo llevará por buen camino, con los pies bien puestos sobre la tierra. El apoyo que posee del Chaco es fundamental en su crecimiento como persona y como futbolista.

El futuro de Santiago Giménez en Cruz Azul luce prometedor pero todo a su tiempo, no cabe duda que el canterano cementero tiene todo para romperla en la Sub-20 y eventualmente en el primer equipo. El proceso de formación es elemental para su crecimiento, es por eso que lo ideal es tomar las cosas con calma. Llevarlo, cuidarlo, darle lo necesario y ponerlo en situaciones adecuadas para que triunfe. El talento lo tiene, por lo que estoy seguro que un día puede llegar a ser un jugador importante en las filas de Cruz Azul y de la selección mexicana, pero todo a su tiempo. Mientras tanto, disfrutemos de la historia que hicieron los Giménez en la cancha, en las filas del cementero, algo que como aficionados siempre recordaremos. El Chaco y el Chaquito portando los gloriosos colores y el escudo cementero.

Qué Opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s