La doble moral sobre Tomás Boy

La Legión de El Capi – La columna de El Capi Hernandez en vlogazul.com

La expulsión de Tomás Boy en los últimos minutos del partido frente a Monarcas Morelia debido a la insinuación de un posible robo arbitral cuando sacó su cartera tras no marcarse un claro penal sobre Joao Rojas causó muchísima polémica con un sector de la afición cementera en las redes sociales, pero no tuve problema alguno con el acto del Jefe ya que lo tomé como algo insignificante siendo conocedor de la forma de ser del estratega de La Máquina desde tiempos inmemorables.

Totalmente entiendo que una institución sería y de gran porte en el fútbol mexicano como Cruz Azul tiene que llevar estatutos dignos de representar, no olvidemos que Tomás Boy se ha caracterizado por ser un estratega explosivo, polémico, un entrenador que le pone el pecho a las balas. Una esencia que lo ha identificado a lo largo de su carrera como director técnico, es por eso que cuando llegó a Cruz Azul para el Apertura 2015, todos sabíamos de su personalidad y asegurábamos que era la combinación perfecta para tomar las riendas de un equipo que le faltaba carácter y sobre todo sangre caliente. Estoy equivocado?

Entonces no vengamos con la doble moral porque lo único que querían previo a la llegada de Boy era alguien con coraje, temperamento y sangre caliente en el banquillo cementero para que diera la cara por el equipo, se los dan y ahora resulta que no les gusta? No estoy aplaudiendo los accionares de Tomás porque en los últimos tiempos, el común de los males ha sido los malos resultados. Eso es lo realmente triste pero simplemente estoy siendo ecuánime ante los hechos del estratega de La Máquina.

Es por eso que me fascinó la gran sangre caliente que mostró Leandro Cufré hacia la tribuna local en la celebración del gol de último minuto del Churry Cristaldo. La sangre, el producto de gallina y el liderazgo que mostró es de aplaudirse. Más como Cufré en las filas del cementero. Tomás Boy necesita conservar esa esencia que lo caracteriza para inyectarle esa sangre caliente que posee en sus venas a los jugadores, esa sangre que los motive a salir de la mala racha. Quiero que se desenvuelva como le gusta, quiero que sea polémico, protagonista, bromista y sobre todo ese estratega que tenga las ganas de revertir la situación para conseguir un boleto a la liguilla del Apertura 2016 de la Liga Bancomer Mx.

2 comentarios sobre “La doble moral sobre Tomás Boy

  1. No generalicen, no todos pedíamos a Boy ni todos pensábamos que iba a inyectar lo que le necesitaba Cruz Azul para lograr el campeonato. Por lo menos en Cruz Azul no ha mostrado ser un gran estratega, no tiene la capacidad de cambiarle la cara a un equipo en el mismo partido, no reacciona. Festejar de esa manera un empate en el último minuto contra un equipo que no está en su mejor momento? No creo que sea lo que Cruz Azul busca. Y no digo que todo sea culpa de Boy, a los jugadores les falta dinámica, ese ritmo semilento que mantienen durante todo el partido… no hay jugadores que le cambien el ritmo, Joao? Si, se quita a 2 o 3 jugadores y nadie lo alcanza pero, o se deja caer o no concluye bien las jugadas por no pasar el balón (cuando lo hace se ve como todo un crack). En fin, creo que es ya un círculo vicioso: Boy, jugadores y directiva.

  2. Hola¡¡ Sin duda olvidas algo muy impotante: El sistema de juego que Tomás Boy tiene, o tenía en otros equipos como el Atlas o el mismo Monarcas y que en Cruz Azul no se ha visto, claro, yo soy uno de muchos que pidio en su momento al Sr. Boy, por lo mismo, por su caracter, por meter en cintura a jugadores problematicos, a sacar buen jugo a jugadores promesa, a poner el pecho a las balas cuando asi se requiera, pero no en partidos mediocres como el que presento el equipo antes Morelia, es cierto que Cruz Azul dominó la mayoria del juego, pero sin idea, cuidando más el resultado y en un descuido de la saga nos hacen el primero, Yo quería a ese Tomás, no al que ofende sacando una billetera en una jugada por demás tonta, Joao casi siempre se tira en esas jugadas, etc. Desde que Tomás llego ha sido otro, no ha podido calificar al equipo a liguilla, cosa que con otros clubes si ha logrado, gana un partido de liga y festeja ridiculamente, hace una estupidez y cobardemente no da la cara en la rueda de prensa, Leandro Cufré celebro un miserable gol que nos da un empate, esas celebraciones son para otros equipos, no para uno como Cruz Azul, Cruz Azul no debe celebrar empates, Cruz Azul debe celebrar triunfos, esas es la diferencia entre un equipo más y Cruz Azul.

Qué Opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s